Feb
27

Educando al cliente

Es importante educar al cliente, hace una semana un amigo me pide un boceto para uno de sus clientes, después de estudiar el asunto y ya que tenía tiempo hago una elección, elaboro un bosquejo simple (según lo que podía pagar pero bien cuidado) y lo envío. Al día siguiente mi amigo me dice que olvido mencionarme que el cliente lo quería así (refiriéndose a un sitio web modelo x) , yo soy bien cargoso para ciertas cosas y pregunto … ¿cómo que asi?, él me responde … así igual al sitio de muestra, el cliente lo quiere igualito.

¿El cliente lo quiere así?, para empezar el sitio de muestra estaba muy mal elaborado, pero como era competencia directa lo querían igual, entonces simplemente dije ¡no!. ¿Cómo que el cliente quiere?, no se trata de lo que él quiera, sino de lo que él necesita y además que puede saber él acerca del tema, para empezar el esta creyendo que el sito web es para él y no es así el sitio se elabora pensando en el usuario “en quienes lo van a usar”, para ser más especifico en aquellos que entrarán a su web buscando sus productos, comprarán y le darán ganancias.

Si nuestra intención es realizar el trabajo (que no era la mía) debemos educar al cliente, explicarle como funcionan las cosas, en este caso hablarle de estándares y explicarle en que lo beneficiarán, cuando es conveniente usar una tecnología y cuando no lo es, de buenas maneras hacer que entienda que quienes sabemos del tema somos nosotros y no él por lo que debe dejar que lo asesoremos y hacerle ver que el actor principal aquí es el usuario final, en pocas palabras abrirle los ojos. Claro que a grandes rasgos, tampoco le vamos a dar un curso intensivo de buenas prácticas.

Ayer mi amigo me escribe y me cuenta que habló con el cliente y túvo oportunidad de explicarle acerca del tema y como resultado, el cliente vió con buenos ojos lo que se le estaba proponiendo y decidió empezar la elaboración de su web como Dios y los estándares mandan.

No debemos aceptar todas las exigencias del cliente como reglas que van a condicionar nuestro trabajo si sabemos que esto perjudicará de algún modo los objetivos de este. Tampoco es necesario dejarlo a su suerte, pero esto dependerá de cada uno de nosotros y de las ganas que tengamos de elaborar el proyecto pues de seguro ese cliente terminará con una de esas empresas que abundan y hacen sitios web al por mayor.

Cabeza fría y buen ánimo, pues necesitarás mucho de eso si te mueves en este mercado y en esta región (a menos que tengas alguna persona que trate con los clientes por ti).